Puertos de navegación interior

Desde la existencia de los pueblos indígenas, los ríos de América Latina han sido utilizados para la movilización de mercancías y personas entre localidades interiores, supliendo las dificultades de conectividad que se presentan por la accidentada geografía de la región. Sin embargo, en la mayoría de los países latinoamericanos, el transporte fluvial sigue siendo un modo menor de transporte de carga y de pasajeros a niveles nacionales e internacional (CEPAL, Boletín FAL N. 343, La evolución de la distribución modal del transporte de mercancías en América del Sur entre 2000 y 2013), desaprovechando el potencial que éste podría brindar en la conectividad al interior de la región.

Continuando su apoyo a largo plazo al desarrollo de la navegación interior en la región y buscando ilustrar el potencial de este modo de transporte subutilizado, la Unidad de Servicios de Infraestructura establece un registro de puertos fluviales dentro de América Latina y el Caribe. Para estos efectos, se han definido los puertos de navegación interior como un lugar en el que los barcos cargan o descargan mercancías o embarcan o desembarcan pasajeros, ubicado en o con el acceso a la vía de navegación interior, es decir, superficie de agua que no forma parte del mar que, por sus características naturales o por la intervención humana, es apta para la navegación, principalmente de barcos de navegación interior. Esta definición incluye tanto los puertos marítimos ubicados en ríos y destinados al movimiento de cargas internacionales e intercontinentales como los puertos fluviales que se dedican a la movilidad de mercancías al interior de los países o entre países. El término de vía de navegación interior se aplica a los ríos, los lagos, los canales y los estuarios navegables.

El registro complementa la lista de puertos marítimos contenidos en el Perfil Marítimo y Logístico de la CEPAL y debe servir de base para recolectar datos detallados sobre la utilización del transporte fluvial en los países de la región. Con ello, es necesario agregar que la realización de este registro ha sido una difícil tarea, pues no toda la información se encuentra disponible. Entonces, se invita a todas las instituciones involucradas a realizar aportes que estimen necesarios para mejorar este registro.